Paralelo 40 N : La vuelta al mundo desde España

Paralelo 40 N : La vuelta al mundo desde España

ETAPA I: DE CASTELLÓN  A APULIA (ITALIA)

¿Quién no se ha preguntado mirando el mar qué país hay al otro lado? En All 3D Form os proponemos un viaje extraordinario: dar la vuelta al mundo siguiendo el paralelo 40 Norte. Una línea de latitud que nos llevará desde Castellón de la Plana a ciudades de leyenda como Samarcanda o Bukhara, a montes míticos como el Olimpo o el Ararat, a herméticas dictaduras como Corea
del Norte y a populosas urbes como Nueva York o Pekín.

40º Norte, 0 º Este : Castellón de la Plana

Zonas geoastronómicas

Zonas geoastronómicas

“Será maravilloso viajar hasta Mallorca…”, entonaban Los Mismos en 1968, imaginando un puente que uniese Valencia con las Islas Baleares. Y no, no hay un puente para cruzar en bicicleta, pero sí un paralelo que une ambas costas. Y el Monte Olimpo. Y Samarcanda. Y Pekín. Y Nueva York. Es el paralelo 40 Norte.

Hablamos de  un círculo imaginario que se sitúa 40 grados al norte del Ecuador terrestre, en la denominada zona templada del planeta. Esto significa que se encuentra entre el paralelo más al norte en el cual el sol alcanza el cenit, el llamado Trópico de Cáncer (23º 27′ N) y el Círculo Polar Ártico (latitud 66º 33′ N).

Foto: Ayto. de Castellón

Sobre los paralelos de la Tierra y comenzando a contar desde el meridiano de Greenwich, se mide la longitud en grados sexagesimales de cada punto del planeta, que podrá ser Este u Oeste en función de que esté a derecha o a izquierda del meridiano.

Y existe un lugar en España en el que se cruzan el Meridiano de Greenwich y el paralelo 40 N, entre árboles frondosos y algarabía de juegos infantiles: el Parque del Meridiano (40º N 0′ E) en Castellón de la Plana. Allí, un vértice geodésico erigido por el Instituto Geográfico Español señala  el punto elegido para nuestra vuelta al mundo siguiendo los de 30.600 km del paralelo 40 Norte. Sólo tenemos una regla: desviarnos como máximo de nuestra ruta 30′ hacia el norte desde la línea del paralelo.

¡Comenzamos nuestro viaje!

 

 

Menorca y Cerdeña: dos paraísos mediterráneos

640px-Puerto_de_Ciudadela

Ciutadella de Menorca CC BY-SA 3.0 http://bit.ly/1Xcx97a

 La primera etapa de nuestra ruta nos lleva a detenernos en Menorca. Reserva de la biosfera, escenario de construcciones megalíticas, salpicada de maravillosas calas de agua cristalina, el paralelo 40 cruza su extremo norte. Nuestro primer contacto con la isla es la fascinante ciudad de Ciutadella de Menorca (40ºN 3º 50′ E). Fue capital de Menorca hasta 1722 y su encalado casco antiguo, el pintoresco Mercat y la magnífica catedral atraen visitantes de todos los rincones del planeta. En ella, no hay que dejar de admirar la gran Plaza des Borns y sus palacios neoclásicos; o su puerto, que conserva un seductor ambiente entre marinero y bohemio.

4 T

Naveta des Tudons (Menorca)

Algo más al este, encontramos uno de los iconos menorquines por excelencia, la Naveta des Tudons (40º 00′ 11″ N 3º 53′ 29″ E), una tumba colectiva prehistórica donde se han encontrado los restos de un centenar de isleños, junto con valiosos objetos funerarios.

Como despedida, nos encaminamos a la playa de Mongofre (40º 00′ N, 4ª 12′ E) donde la artista Nuria Román instaló en 2012 una aguja de 4,50 m que ‘enhebra’ la línea imaginaria del paralelo 40º N (Ver vídeo). Su proyecto colectivo Latitud 40º pretende unir las culturas y países por los que discurre el paralelo 40º a través de intervenciones artísticas como la aguja de Mongofre.

Bastioni_Alghero

Alghero. De scarabeo150 http://bit.ly/1LR8k0a

Dejamos atrás Menorca y partimos hacia la salvaje Cerdeña, en cuya herencia tradicional se entremezclan el pastoreo, la cultura agrícola y las costumbres marineras. Al oeste encontramos la ciudad de Alghero (40º 33′ N, 8º 19′ E), la más turística de la isla. Conquistada por los aragoneses y dominada por los españoles durante cuatro siglos (1326-1718), Alghero tiene por bandera la senyera, conserva un dialecto catalán (el algherese) y sus palacios e iglesias, así como los bastiones defensivos, responden al estilo gótico catalán.

Orosei-Osala_beach

Golfo de Orosei

Toda la isla está llena de atracciones deslumbrantes como conocer la Sartiglia, las fiestas de Sant’Efisio en Cagliari, el redentor de Nuoro o la cabalgata de Sassari. Pero nosotros la abandonamos admirando los abruptos acantilados y las cuevas calcáreas del Parque Nacional del Golfo de Orosei y, ponemos rumbo al continente para desembarcar en la región italiana de la Basilicata, al norte de Calabria.

 

Gallipoli_Città_Vecchia

Gallípoli. De Colar – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, http://bit.ly/1XcyxH3

Al sur de la bota italiana

Desde la costa suroeste de la bota, cruzamos los Apeninos y llegamos a Policoro, un importante centro turístico de esta árida región, famosa por sus playas. Cruzamos el Golfo de Tarento, acariciados por la suave brisa del mar Jónico y alcanzamos Gallipoli (40º 03′ N, 17º 59′), en la región de Apulia. Considerada una de las más bellas del ‘tacón de la bota’, esta ciudad, encaramada en una pequeña isla, invita a pasear disfrutando de sus calles arboladas, sus iglesias, sus calas y su tradición pescadora.

Lecce. De User Laibniz on it.wikipedia – Laibniz, CC BY-SA 3.0, http://bit.ly/1LR9fh0

Si desviamos nuestra ruta ligeramente hacia el norte, descubrimos Lecce (40 º 21′ N, 18º 10′ E), capital de la región y cuna del ‘barroco leccese’, un estilo que difiere ligeramente del barroco romano y que convierte en un placer el paseo por su excepcional casco antiguo, en el que se pueden admirar casi una treintena de iglesias de una peculiar piedra caliza.

Nos despedimos de Italia en el puerto de Otranto (40º 08′ N, 18º 29′ E) desde donde se contempla una bonita vista de su cittá vecchia, encaramada sobre un acantilado y dominada por un imponente castillo aragonés de robustas torres.

Otranto_castello

Otranto. CC BY-SA 3.0 http://bit.ly/1p7RnUD

Al otro lado del mar Adriático nos espera Albania, tierra rica en búnkeres y en sorpresas para el viajero. No os perdáis la siguiente etapa de nuestro viaje por el Paralelo 40 N: nos llevará a la Macedonia griega, nos asombraremos en las alturas el Monte Olimpo y tras cruzar Turquía, ascenderemos al Monte Ararat, donde la Biblia sitúa el Arca de Noé.

¡Sigue nuestro viaje por el Paralelo 40 Norte!

 

About the Author

isabel administrator